Cuidado natural

Los 5 usos del aceite de coco en tu cuidado natural

Aceite de coco

El aceite de coco es uno de los ingredientes que nunca me falta en mi cuidado natural. Me gusta mucho por todos los beneficios para la piel del cuerpo y el cabello . Pero además gracias a sus propiedades antibacterianas lo he integrado en los producto de cuidado de mi higiene bucal.

El aceite de coco también conocido como la manteca de coco, es muy preciado por sus propiedades humectantes, ayuda a mantener la capa hidrolipídica de la piel. Es suavizante y calmante de las pieles irritadas, además de darle brillo y flexibilidad al cabello.

Yo siempre compro el aceite de coco bio que me garanticen que ha sido recogido de forma sostenible, además también lo incorporo de vez en cuando en mi alimentación.

Las 5 maneras de usar el aceite de coco en tu cuidado personal

El aceite de coco es uno de los aceites que nunca te puede faltar en para cuidar de tu piel y bienestar, es fácil de encontrar y suele ser bastante económico. Yo lo utilizo mucho para crear lociones o bálsamos corporales pero también lo puedes usar solo sin necesidad de mezclar.

1. Para hacer cremas corporales e hidratante sólidos

El aceite de coco es ideal para el cuidado de la piel así usarlo como crema corporal o mezclarlo con otros ingredientes como la cera de abejas o manteca de cacao para elaborar crema sólida, es muy estable, solidifica a una menos de 45º . Además es una buena manera de empezar a crear tus propios productos de cuidado por la sencillez de estas recetas.

Hidrata la piel, la suaviza y trata la sequedad de codos y talones.

2. Mascarillas nutritivas para el cabello

Es bien sabido que un producto esencial para cuidar de la fibra capilar es el aceite de coco. A mí me encanta por lo suave e hidratado que deja el cabello cuando me lo pongo como mascarilla capilar, además del brillo que da. También se suelen incluir en los champús naturales por sus propiedades limpiadoras.

En verano y en invierno puedes usar este aceite en el cabello solo o incluirlo en tus mascarillas, no deja sensación de grasa . Sirve para cualquier tipo de cabello, pero su tu pelo es muy liso y con poco cuerpo, aplícatelo mejor desde la mitad del cabello hasta las puntas.

3. Desmaquillante y limpiador facial

Como te he dicho más arriba el aceite de coco es suave pero a la vez tiene propiedades limpiadoras, así que si te gusta simplificar tu cuidado personal y no acumular muchos productos en tu baño, este aceite es un perfecto limpiador facial que además te ayudará a eliminar el maquillaje de manera fácil y dejando una piel limpia.

Aplicas un poco de aceite en el rostro con movimientos circulares y lo dejas unos segundos. Con un paño o toallita reutilizable húmedo frotas suavemente para retirarlo y ! rostro limpio!

4. Higiene bucal

El aceite de coco es un blanqueador natural de los dientes. Es un buen antibacteriano así que cepillarte los dientes con este aceite ayudará a que no solo estén limpios sino más blancos. Puedes mezclarlo con un poco de arcilla blanca para hacer una pasta de dientes natural.

El aceite de coco se utiliza para hacer oil pulling, que se trata de hacer un enjuague con aceite de coco por las mañanas, nada más levantarte y en ayunas, durante 15 min para eliminar todas las toxinas acumuladas durante la noche. Sus beneficios va más allá de la limpieza bucal, se dice que calmar dolores de cabeza, acné, asma…

5. Bálsamo reparador para los labios

El aceite de coco es uno de los indispensables para cuidar de tus labios, yo lo utilizo incluso solo por sus propiedades humectantes. Simplemente aplico un poco con los dedos cuando los noto los labios secos.

También tiene factor de protección natural y en verano evitan que los labios se me sequen. En invierno lo mezclo con cera de abejas y manteca de cacao para hacer barras labiales muy fácil de hacer, económico y natural sin petroquímicos que los pueda tragar.

¿Dónde comprar aceite de coco bio?

El aceite de coco al ser de uso alimenticio lo encuentras fácilmente en cualquier super mercado en la sección de productos biológicos. También puedes encontrarlo en los herbolarios y más o menos los precios son similares.

Así que este ingrediente es uno que no debería faltarte y además fácil de encontrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *