Cuidado natural

Cómo hacer un exfoliante de arroz casero

El arroz ha sido muy utilizado por las mujeres asiáticas en el cuidado de su piel. Su propiedades son muy preciadas por ellas y lo utilizan tanto en el maquillaje como en sus rutinas de belleza por ayudarle a tener una piel luminosa y uniforme.

Se dice que las mujeres japonesas descubrieron sus increíbles beneficios en la piel porque notaban que sus manos estaban más suaves después de lavar el cereal en las arroceras.

El arroz contiene propiedades exfoliantes y limpiadoras para la piel, mantiene a raya las machas de la pie y ayuda a regenerla. También ayuda a regular el ph por lo que es perfecto para usar en pieles con acné y problemas comunes.

El arroz es un buen alimento para la piel ya que tiene:

  • Mantiene la hidratación de la piel: Ayuda restaurar el manto hidrolipídico
  • Es un buen antiaging :Es un gran antioxidante contiene oryzanol, un antioxidante que ayuda a reparar la piel del sol, antiarrugas.
  • Ayuda a tratar las ojeras: sí, gracias precisamente al antioxidante puedes usar el aceite de arroz para tratar ojeras y bolsas en los ojos.
  • Equilibra la piel: ayuda a mantener en perfecto estado la piel grasa y además nutre la piel seca, por eso es ideal para las pieles mixtas.

Cuando usas el arroz en grano es importante que uses el arroz integral que mantiene todas sus propiedades, aunque es un poco más exfoliante .

Maneras que puedes aprovechar las distintas propiedades del arroz es :

En grano : Para hacer agua de arroz, exfoliantes, mascarillas, macerados

Harina de arroz: ideal para los exfoliantes para pieles sensibles, limpiadores faciales, maquillaje, mascarillas , baños aromáticos

Aceite de salvado de arroz: Ideal para hacer sérums, macerados, masajes faciales, tratamientos antimanchas,

Receta de exfoliante de arroz

Consigue una piel suave, luminosa y sin manchas. Pueden usarlas todo tipo de pieles incluso sensibles.

Herramientas:

  • Cuchara de café
  • bol de ceramica
  • Toalla

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de harina de arroz o arroz entero hervido
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de miel o sirope de ágave
  • 1/3 cucharadita de agua

Paso a paso

  1. Añade en el bol todos los ingredientes y mézclald para que te quede una pasta homogénea granulada.
  2. Masaje el rostro con movimientos circulares para hacer la exfoliación evitando los ojos.
  3. Retira el exfoliante con una toalla húmeda hsta que no quede restos.
  4. Aplícate un tónico para regular el Ph y tu crema o sérum hidratante habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *