Artículos

Cómo hacer ácido hialurónico casero

Desde que tengo uso de razón siempre he escuchado los beneficios de lavarse el cabello con huevo porque le daba fuerza y sobre todo mucho brillo.

Pero lo que menos se sabe son los beneficios que tiene sobre la piel y para realizar tratamientos diversos como regular la grasa, hidratar la piel e incluso hacer un efecto lifting.

Usar huevo ara realizar tus recetas de belleza es beneficioso, fácil y económico. Puedes usar todo el huevo o solo la clara y aprovechar la yema para tu alimentación. Ya que contiene grandes cantidades de proteínas, vitaminas y luteína.

Incluso de la cáscara podemos sacarle mucho provecho ya que la película que la recubre por la parte interior la podemos usar para hacer Ácido hialurónico casero.

Y ésto es lo que te voy a explicar hoy.

Cómo hacer ácido hialurónico casero de huevo.

El ácido hialurónico es un componente natural de nuestro organismo que tiene la capacidad de retener agua y nos ayuda a mantener sanas nuestras articulaciones, hidratar la piel, regenerarla y evitar la aparición de arrugas.

El uso externo de ácido hialurónico ayuda a regenerar la piel ( heridas, arrugas…) a hidratarla y evitar la aparición de arrugas y tensar la piel.

Siempre intentaremos obtenerla de origen vegetal y una de la mejor manera es elaborar tu misma tu extracto de ácido hialurónico casero con la cáscara de huevo.

Del huevo se puede aprovechar todo hasta la cáscara, a partir de ahora no tires las cáscaras porque vas a necesitarlas para ésta receta

Processed with VSCO with a5 preset

¿Qué necesitarás?

Ingredientes

  • De 6 a 10 huevos frescos (Si son ecológicos mejor)
  • Alcohol 70º o Vodka
  • Agua destilada

Utensilios

  • plato
  • 2 Tarros de cristal
  • Molinillo de café

Paso a paso

  • Casca los huevos, retírale la tela que cubre el interior con cuidado y ves dejando una encima de la otra en un plato para que se sequen y que de esta manera las podamos retirar bien.
  • Una vez secas, tritúralas en el molinillo de café hasta que te quede un polvo muy fino. Tamízalo si es necesario.
  • Pasa el polvo al tarro limpio y cubre las membranas con el alcohol y añade la misma parte de agua destilada o simplemente cúbrelas con el vodka o aguardiente.
  • Déjala reposar durante 12 días para que absorba todo el líquido , tienes que ir moverlo de vez en cuando.
  • Pasado los 12 días cuela la mezcla para separar la parte seca de la parte que se ha vuelto gel.
  • Guarda el gel en un tarro de cristal que ya podrás usarla para elaborar sérums o cremas y mascarillas.
  • La parte seca podemos aprovecharla para hacernos una mascarilla hidratante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *