Cuidado natural

Cómo hacer aceite de semilla de aguacate para el cabello

Desde hace tiempo que estoy elaborando diferentes tipos de macerados de frutas y especias y el resultado está siendo espectacular. Hace menos de un mes pensé en extraer aceite vegetal del aguacate ya que es muy nutritivo, hidratante, aporta antioxidantes y vitaminas del grupo B.

El aguacate es bien conocido por ser un delicioso alimento y en cosmética es muy apreciado por sus propiedades hidratantes y reguladoras de la piel seca, puede ser beneficioso para mejorar los eccemas, tratar las arrugas y sobre todo es muy beneficioso para restaurar el cabello dañado, estimula el crecimiento, lo repara, lo hidrata y suaviza.

Hasta ahora estoy hablando de la pulpa del aguacate ¿pero has pensado qué beneficios tiene la semilla?

La semilla del aguacate es dónde se encuentran la mayor cantidad de aminoácidos esenciales, por lo que lo hace muy beneficioso para la salud y lo que , lo que me interesaba era sus beneficios sobre los problemas de la piel y para el cabello, sobre todo porque:

  • Aporta mucha suavidad y brillo
  • Trata la caspa
  • Repara la fibra capilar
  • Es antioxidante
  • Sirve cómo exfoliante
  • Trata los forúnculos y granos ( por propiedades astringentes de los taninos)

¿Pero cómo la podía utilizar?

Después de pensarlo decidí hacer un oleato con la semilla del aguacate. La manera más fácil y muy efectiva. Me encantó el resultado, me lo aplico en el cabello como mascarilla y me lo deja muy suave e hidratado. Pero lo que más destaca es el brillo que tiene el cabello cuando me lo aplico.

Cómo hacer oleolato de semilla de aguacate

Primero que todo quiero explicarte qué es un oleolato para que no tengas dudas. Un oleolato es la infusión de plantas o semillas o flores en un aceite vegetal para extraer sus propiedades. Seguro que alguna vez lo habrás probado por ejemplo:

  • Oleolato de caléndula
  • oleolato de árnica

Para preparar el oleolato de la semilla del aguacate vamos a necesitar tan solo uno o dos semillas de aguacate y un aceite vegetal para infusionar que pueden ser:

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceite de sésamo
  • Aceite de almendras dulces

Vas a ver que es más fácil y sencillo de lo que piensas, además económico y un producto zero residuo ya que del aguacate ya ves que se puede aprovechar todo.

Paso a paso

  1. Coge el hueso del aguacate limpio y lo ralla con un rallador entero
  2. Una vez rallado lo pones dentro de un tarro grande de cristal que esté limpio y desinfectado
  3. Añade el aceite vegetal que has escogido para hacer el macerado y lo cubres hasta dos dedos por encima de la semilla para que quede bien cubierto.
  4. Lo mezclas bien, lo tapas y cubre con una tela si hace falta, solo la tapa.
  5. Lo dejas macerar al sol durante una semana y si quieres incluso dos. Es importante que lo agites una vez al día para que vaya extraiendo bien sus principios activos y sustancias liposolubles.
  6. Pasado la semana lo vas a filtrar en otro envase con un colador y una tela de algodón o gasa para que solo te quede el aceite vegetal.
  7. Guárdalo y si deseas puedes añadir una gotas de vitamina E para que no se oxide.
Macerado de semilla de aguacate con aceite de sésamo por sus beneficios para el cabello, repara las puntas abiertas

Cómo lo puedes usar

Aplícate una buena cantidad del aceite en el cabello de raíces a puntas con un buen masaje y lo dejas de 30 min a si lo deseas toda la noche. Te lavas bien el cabello con tu champú. Ya verás que cabello más brillante e hidratado. Cabello fácil de peinar y olvídate del encrespamiento.

Otros usos:

  • Hidratación de la piel
  • Aceite de contorno de ojos
  • Problemas de piel
  • Semilla para hacer exfoliantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *