bienestar, Cosmética Casera, Cuidado natural

3 ingredientes naturales para limpiar tu rostro

ingredientes naturales

La piel es el órgano que tenemos más extenso, está totalmente en contacto con el exterior , es una vía de excreción y eliminación de toxinas, y sobretodo respira.

Buscar una leche limpiadora que te guste, que no contenga ingredientes irritantes, que se adapte a tu piel puede llevarte tiempo, por eso hoy te doy a conocer tres ingredientes naturales que además de alimentarte son una muy buena opción para cuidar de tu belleza natural.

Estos ingredientes los tienes en tu propia despensa , se utilizan para crear cosmética casera y ayudan a limpiar tu rostro de manera fácil, profunda y que además se adaptan a tu tipo de piel.

limpiadores en mi despensa

La miel

La miel es una fuente de minerales, como hierro, fósforo, magnesio, ácidos grasos, vitaminas y antioxidantes. Ayuda a mantener la piel hidratada y limpia. Además la miel es antinflamatoria, así que la pueden utilizar pieles sensibles y con acné.

La miel es un regalo que nos proporcionas las abejas con su trabajo, por eso es importante que utilices miel ecológica, que no esté filtrada y si es posible que provenga directamente del apicultor, así fomentarás la crianza respetuosa de las abejas. Mejor utilizar líquida, será más fácil de aplicar.

¿Cómo se usa?

Usar la miel para limpiar tu rostro es tan sencillo como coger media cucharadita y aplicarla sobre el rostro húmedo y con movimientos circulares, como si tu jabón habitual. Después retírala con un paño mojado y ya está piel limpia, suave y lista para hidratar.

Pero si eres vegana puedes utilizar como sustituto el sirope de ágave ecológico.

Harina de Avena:

La avena es un ingredientes que me fascina para el cuidado de la piel, sobretodo si tu piel es sensible. Es un cereal rico propiedades calmantes, antioxidantes( beta-glucanos) y propiedades limpiadoras, es un polvo fino ideal para limpiar la piel sensible sin necesidad de utilizar jabón .

¿Cómo se usa?

Es tan sencillo como coger media cucharadita de la harina de avena y agregarle un poco de agua, dejar que active sus principios activos y con los mismos dedos aplicártela en el rostro, si puedes déjala un minuto y si no, aplícatela suavemente y retírala después con agua tibia. Notarás la piel confortable, con el poro más cerrado y limpia. Hidrata tu rostro con un aceite o crema habitual.

Aceite de oliva virgen extra

¡Nuestro oro líquido! Quién no tiene una botella de aceite de oliva en la cocina, sí es un aceite vegetal de altísima calidad no solo para cocina, si no para cuidar de la piel y cabello por su contenido en vitamina E, es un buen protector del envejecimiento prematuro, calma la irritaciones y es el ingrediente básico para hacer los linimentos oleocalcareos, un producto tradicional que limpia la piel del bebé. A parte de tener estas propiedades, es que lo tenemos tan a mano que no le hacemos caso.

El AOVE ( Aceite de oliva virgen extra) ayuda a retirar el maquillaje incluso más duradero y dejar la piel limpia, sin riesgo de engrasarla. El aceite arrastra la suciedad y el sebo, y deja un piel con textura suave y aterciopelada.

¿Cómo se usa?

Pon un poquito de aceite con un algodón o toallita por el rostro, como lo harías con tu desmaquillante habitual. Para aprovechar mejor sus beneficios, otra opción es aplicarte el aceite en la piel con un suave masaje y retíralo con la toallita bien húmeda insistiendo en las zonas más congestionadas.

Después aplícate tu hidratante habitual o sérum.

Tres ingredientes económicos que incorporarás sin duda a tu cosmética casera y cuidado natural. ¿Con cuál te quedas?

Rocio

(2) Comentarios

  1. […] Todos los ingredientes los encontrarás en herboriestrias o supermercados biológicos. A demás puedes usarlos para uso alimentario o para crear cosméticos caseros para tu piel o cabello. […]

  2. […] Miel cruda: La miel es un increíble antibacteriano y antibiótico natural. Trata el acné, incluso severo. Úsalo como limpiador natural, coge un poco con la mano , mójalo para que se aplique bien y limpia la piel con ella. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *